FEDERACIÓN ANARQUISTA DE LAS DOS CASTILLAS Y LEÓN



La constitución formal de la “Federación Anarquista de las dos Castillas y León” fue una de la últimas en realizarse, dentro de la dinámica de creación y agrupación por zonas de ámbito regional del estado español.
Su fecha de inicio hay que situarla en julio de 1915, si bien sobre el proceso de génesis de la misma ya tenemos noticias en “Tierra y Libertad” con fecha del 11-11-1914 por una carta transcrita por Elías García.
Este militante anarquista nos dice que el Grupo de Valladolid “Los de Siempre” había tomado la iniciativa para constituir la Federación de Grupos Anarquistas de Castilla, pidiendo apoyo al firmante de la carta.

Añadir leyenda


Seguidamente expone una radiografía de la situación de los grupos anarquistas de la Región Española: “(…)Cuando los camaradas de Andalucía, Cataluña, Valencia y Vascongadas, reconociendo la necesidad, valor y grandes beneficios para la propaganda de nuestro ideal y para los demás efectos,vicisitudes y modalidades de la lucha, reporta la unión e inteligencia de todos los que siendo victimas de ese odioso conglomerado de tiranía y privilegio tratan de barrerlo, no titubearon en unirse, prescindiendo de escuelas filosóficas y de diferencias de doctrina constituyendo las federaciones regionales respectivas de grupos anarquistas, para constituir en su día la Confederación Nacional de los mismos. (…)”

Justificando la necesidad de la Federación en el ámbito de Castilla y León se expresaba en los siguientes términos: “(…) La región castellana, a mi entender, tiene las mismas o mayores necesidades que llenar que las otras regiones respecto a la propaganda y demás eventualidades de la lucha contra el atavismo servil y rastrero de la hipócrita e ignorante plebe o masa de una parte, y el caciquismo político y usurpador, del monstruo social y religioso(…)”

“(…) La Federación a mi entender, debería estar integrada por todos los grupos de las dos Castillas y León, constituyendo nuevos grupos allí donde no existen y haya dos, tres o más compañeros, pues la afinidad de costumbres, usos y costumbres de las dos Castillas y León hacen mucho a favor de los compañeros de todo este contorno (…)”

“Tierra y Libertad” nos informa en su numero del 14 de julio de 1915 de la constitución formal de la Federación de Grupos de Anarquista de las dos Castillas y León.

La información correspondía a la “Circular nº1” de la misma Federación y nos manifestaba lo siguiente:

“ Salud: Con satisfacción comunicamos a los grupos y compañeros, que el más brillante y asombroso éxito ha coronado nuestra iniciativa de formar la Federación de Grupos de las dos Castillas y León.

Habiendo sido numerosas las adhesiones que se han recibido de las dieciséis provincias y recayendo acuerdo por mayoría que en esta resida el Comité (Valladolid), el pasado día 5 se procedió a la constitución de dicho organismo federativo y se eligió el Comité, tomándose acto seguido los siguientes acuerdos:

1 Dar conocimiento a las restantes Federaciones, Grupos y compañeros de la constitución de la Federación de Grupos Anarquistas de Castilla y León.

2 Adherirse a la Federación Anarquista de lengua castellana y a la Federación Internacional en proyecto.

3 Invitar a los grupos y compañeros leoneses y castellanos, que aún no pertenezcan a esta Federación, a adherirse a la misma y que emitan sus opiniones orientadoras al Comité.

4 Enviar un saludo a los presos y perseguidos por cuestiones sociales.

5 Abrir una suscripción voluntaria en la prensa libertaria para sufragar los gastos que puede originar una excursión de propaganda anarquistas por las dos Castillas y León.

6 Que la cuota que pagarán los adheridos a esta Federación será mensual, por cada grupo y voluntaria.

7 Que los estados de cuentas se publiquen trimestralmente en la prensa acrata para general conocimiento y comprobación.

8 y último. Hacer nuestra afirmación netamente libertaria, pacifista y antiestatal ante el horroroso conflicto europeo, declarando que solo hay una guerra lógica: la social.

Valladolid a 6 de Julio de 1915

Por el Comité de la F.A. de C. Y L. El Secretario General: Zoais
(Toda la correspondencia a: Agustín Solana, C/Ruiz Zorrilla nº16 Pral.)
En una comunicación anterior se enumeraban los grupos y personas que habían constituido la Federación de Castilla y León.

GRUPOS ANARQUISTAS:

MADRID: Los Iguales
MANZANARES: El Manchego Rebelde
CERVERA DEL RIO ALHAMA: Luz al Pueblo
VALLADOLID: Los de Siempre
MILITANTES ANARQUISTAS (a titulo personal): 

M. Belloso (de Logroño)
Julio Pérez Rodillo (de Bejar)
Manuel López (de Castrogeriz)
José Fuertes, Isidro Ramos y Cándido González (de Villaverde)
Total Grupos: 4

VIDA DE LA FEDERACIÓN ANARQUISTA DE LAS DOS CASTILLAS Y LEON:

La vida de esta Federación Regional será frágil y no será capaz de aglutinar a los grupos dispersos que pudieran existir en su zona de influencia. Habría que añadir que no estamos ante una de las zonas con mayor proclividad libertaria al menos en su etapa histórica anterior.

Si exceptuamos Madrid y Valladolid, zonas con una cierta tradición de grupos libertarios, pero asimismo de poca penetración en el tejido de los movimientos sindicales y/o obreros, esta Federación nacía con una voluntad de ampliar el campo de expansión de los ideales libertarios y aglutinar a los grupos dispersos en una zona vastísima y de poca interconexión laboral y/o obrera.

De todas formas cabe destacar la gran labor que algunos grupos anarquistas pertenecientes a esta Federación desarrollaron en el campo de la propaganda libertaria.

El ejemplo más claro será el del “Grupo Los Iguales” de Madrid, que se convirtió en un gran proveedor de folletos y manifiestos anarquistas para todos los grupos anarquistas del estado español.

Asimismo, habría que destacar también la labor del grupo de Valladolid, “Los de Siempre”, grupo clave en el inicio y desarrollo de la Federación y gran dinamizador de campañas de carácter sindicalista, así como otras dedicadas en exclusiva a la difusión de la enseñanza racionalista.

Con fecha del 21-6-1916 en una comunicación enviada a “Tierra y Libertad” se nos daba cuenta de la poca interrelación de la Federación y asimismo se llamaba a los grupos anarquistas de la región a que se vincularan a la Federación Regional.

“Ponemos en conocimiento de todos los grupos adheridos a dicha Federación, que en reunión celebrada el día 11 del pasado mayo, se acordó fuese un delegado representando esta Federación, siendo nombrado el compañero Eusebio Carbó que gustoso acepto ser nuestro representante entre otras entidades obreras en la Conferencia Nacional que tuvo lugar en Valencia el día 15 de mayo, y habiendo mandado esta Federación una circular a cada grupo federado, le extraño en extremo no haya sido correspondida en sus iniciativas en pro de la causa anarquista y de los compañeros que sufren en las cárceles las torturas de los verdugos que en ellas pululan.

Compañeros: Es necesaria nuestra comunicación permanente, para estar unidos en todas nuestras manifestaciones anarquistas.

Otra vez os llama esta Federación a los grupos anarquistas de las dos Castillas y León que no hayan mandado su adhesión, para que en breve sumemos vuestro esfuerzo a esta Federación. No estemos por más tiempo separados.

Grupos no adheridos, escuchad la voz de la libertad, la potente voz de la Anarquía. ¡Unámonos!.
Por la Federación – El Comité.”

Con fecha del 29-11-1916 se nos informa desde “Tierra y Libertad” de la aparición de un Boletín, que se empezará a distribuir a primeros de enero de 1917 y que servirá para la interrelación de los grupos y como hoja de agitación anarquista.

“Esta Federación pone en vuestro conocimiento que, vencidos en parte los obstáculos para la publicación del boletín mensual, cuya iniciativa ya conocéis por “Tierra y Libertad”, está dispuesta a llevar adelante su obra, apareciendo dicho paladín a primeros del próximo enero, repartiéndose gratis, y costeado por los grupos adheridos a esta Federación y por los compañeros que se hallen dispuestos a aportar su ayuda, siempre que estén conformes con nuestra propaganda.”

No existirá más información en relación a esta Federación en los años posteriores a 1917, 1918 y 1919. Es de suponer que la propia dinámica, débil desde su inicio, haría que la misma fuera diluyéndose, perdiendo la eficacia practica que se buscaba desde sus orígenes y que no lograron poder asentar.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada